Hablemos de dinero con Vero Carranza

Y, ¿por dónde empezamos en temas financieros?

Pues necesitamos hablar de dinero para aprender a gestionarlo…

“Para la gente es difícil hablar de dinero porque no hay un estándar real establecido para medir los parámetros financieros”, dijo Shannon McLay, una ex asesora financiera que se fue de Merrill Lynch para lanzar The Financial Gym, una firma de planeación financiera en Manhattan.

Rompe el silencio. Es difícil aprender sobre algo cuando te recomiendan no hablar al respecto. De esa manera, el silencio se vuelve una herramienta de opresión.

“No hablar de dinero puede tener efectos sociales brutales, como evitar que las mujeres reciban el mismo pago por hacer las mismas actividades en el lugar de trabajo”, comentó Korrena Bailie, periodista financiera y editora sénior de finanzas personales en Wirecutter, una empresa de The New York Times que reseña y recomienda productos.

Muy bien, ahora estás convencido: hablar de dinero es importante.

¿Cómo comenzamos?

  1. Si tienes deudas, lo primero es, ¡sacarlas lo más rápido! pero también me queda claro que con ese pretexto no ahorramos.
  2. La mayoría de las personas nunca van a estar listas al 100% y nunca será el momento adecuado.
  3. Cada día que despiertas es el momento correcto, pues con la manera tradicional de pensar no has hecho gran estrategia financiera y el tiempo te va a alcanzar.

Habla con tus amigos. “Creo que hablar con las amistades acerca de tu situación financiera es esencial para romper el tabú en torno al dinero”, dijo McLay. Cuanto más cómodo se sientan hablando abiertamente de temas como planes de retiro, préstamos estudiantiles y planeación de presupuestos con tus colegas, mayor la oportunidad de aprendizajes mutuos.

Sé honestoY, ¡por favor! ya deja de ir a comprar cosas de manera compulsiva que no necesitas, en verdad, no te mueres si nos las tienes. Auto engáñate y lo que ibas a gastar en esa compra abónalo a tu ahorro pero sé honesto y hazlo!

Busca gente que piense como tú. Cuando intentas sentirte más cómodo con el dinero, es útil rodearte de personas que están en las mismas, con quienes tienes metas similares y que estén dispuestas a hablar acerca de esos objetivos. Puedes usar Facebook o LinkedIn para buscar grupos locales donde se hable de dinero.

El estancamiento financiero no va a mejorar si te da pena hablar de tu dinero… cuando te desbloquees de que es un tabú y empieces a manejarlo y pensarlo diferente entonces, ¡tus fianzas fluirán más!

Comparte esto